NUESTRA HISTORIA

Bienvenida o bienvenido a Ni Plata Ni Oro. Si has llegado aquí es porque te interesa saber qué es Ni Plata Ni Oro y cómo nació este proyecto.

En primer lugar me presento: Hola, soy Sandra, soy gallega y he vivido toda mi vida en una granja situada en un pequeña aldea de Galicia. Desde muy pequeña era fan de Art Attack y veía Bricomanía con mi abuelo, es decir, nos encantaba construir y curiosear.

A los 17 años descubrí el alambrismo por casualidad. Compré mis primeros alambres y unos alicates baratos y empecé a pasarme horas y horas, incluso días enteros, creando mis primera piezas.

Al año comencé la Universidad, y por falta de tiempo tuve que dejar el hobby que había ocupado todo mi año anterior.

Cuatro años después acabé la carrera y me mudé a Valencia a estudiar un máster. Por diferentes circunstancias decidí recuperar mi afición: compré algunas herramientas y materiales y empecé a crear.

Después de un tiempo recordando técnicas y mejorándolas decidí abrir una cuenta en Instagram: @niplatanioro. Así nació este proyecto, con un nombre que simplemente vino a mi mente y me encantó.

El alambrismo empezó a tener un papel muy importante en mi vida. Me relajaba y me hacía sentir muy bien.

Para poder permitirme comprar mejores materiales y mejorar mis técnicas empecé a vender algunas cosas, principalmente a compañeras de clase y amigas.

Pero entonces empecé a tener pedidos de gente que no conocía, a la que le gustaban mis creaciones y sentí que podía ir un poco más en serio con esto y crear mi propia página web. 

Para esto conté con la inestimable ayuda de mi pareja, uno de los principales responsables de que exista este proyecto. Sin su apoyo incondicional desde antes de que naciera Ni Plata Ni Oro y su aportación técnica ayudándome a crear esta página, hoy probablemente no estarías leyendo esto.

Si has leído mi historia y te ha gustado, te invito a explorar los rincones de Ni Plata Ni Oro, y a llevarte contigo una parte de este sueño.